Nov 4, 2012

Clima Fabuloso

Una de esas cosas que verdaderamente nos hace sentir indefensos y sin ningún poder es ver un desastre natural destruyendo todo a su paso. Por desgracia, uno de estos desastres naturales acaba de azotar partes del Caribe y de Estados Unidos dejando a cientos de miles sin hogar y causando más de cincuenta millones de dólares en daños. Mientras que las escenas que se han transmitido hasta ahora son devastadoras a mi me gustaría aprender algo del desastre natural y darle un giro positivo, es por eso que me puse a investigar sobre qué causa un desastre natural y cómo podemos prevenirlo y de esta manera salvar más vidas humanas.

Empecé mi investigación con otro de los desastres naturales más grandes de los últimos años. En 2005 el huracán Katrina destruyó partes de Nueva Orleans y, mientras los meteorólogos intentaban explicarlo mediante un grupo de cambios de presión en el agua de mar que se convertían en fuertes vientos, el pastor John Hagee tenía la verdadera respuesta: “Nueva Orleans tenía un nivel de pecado que era ofensivo para Dios y ellos fueron los recipientes del juicio de Dios por ello”. Un poco más de investigación me hizo descubrir que el Southern Decadence Day, una de las fiestas más grandes de orgullo gay se iba a celebrar en Nueva Orleans pocos días después de que el huracán tocó tierra. Por si todas estas pruebas no fueran suficientes, el huracán Isaac en 2012 también fue causado por los gays. McTernan explica: “Isaac es un nombre bíblico que significa risa”; refiriéndose a la risa de Dios vengándose por sus festivales gay.

Pero la furia de Dios no se limita a Nueva Orleans. Algunos años antes el terremoto de Haiti también fue causado por los homosexuales como explica el rabino Yehunda Levin: “el Talmud nos enseña que la homosexualidad es la causa de los terremotos”.

El poder de los gays para controlar el clima incluso funciona a distancia, ya que unos pocos días después de que Obama terminó la política Don’t Ask Don’t Tell (en la que los miembros del ejército que eran homosexuales tenían que esconder su preferencia sexual para poder servir a su país) Dios decidió desquitarse con los japoneses que no tenían nada que ver y causó el terremoto y tsunami en Japón a quince mil kilómetros de distancia (Dios obra de maneras misteriosas).

Y esto nos trae al día de hoy, con el huracán Sandy que una vez más es causado por los gays, como explica McTernan al decir que la tormenta “no es una coincidencia” y que se debe a que Obama (que está corriendo para presidente) es pro-homosexuales ya que “el Dios de Israel nos está dando una señal de que la política Americana es una abominación para él”.

Ahora, todo esto puede parecer peligroso y nuestro primer impulso puede ser prohibir la homosexualidad, sin embargo yo quiero proponer algo un poco diferente. Verán, yo propongo crear el Instituto Magusiano de la Homosexualidad Meteorológica (IMHM) donde los científicos más preparados (con batas blancas y plumas en el bolsillo) estudiarán los efectos climáticos de los gays de tal manera que algún día podamos controlarlo.

Hay muchas aplicaciones, por ejemplo, imaginen qué bien se pondría un concierto de los Scorpions con huracán hecho a la medida.

Scorpions - Rock You Like a Hurricane

O todavía mejor, imaginen la siguiente situación: el año es 2017, México está pasando por una de las peores sequías de la historia. El IMHM envía a un grupo de especialistas al desierto de Sonora. Del helicóptero bajan dos hombres vestidos de cuero seguidos por un equipo de científicos “a ver Luis, dale un beso a Pepe” – Aquí los científicos consultan su computadora portátil – “necesitamos más lengua” – volteando al cielo ven unas pequeñas nubes oscuras juntarse – “muy bien, muy bien, ahora dale una nalgada”.


Post a Comment