Oct 21, 2012

Monjes Shaolin

Esta semana, con algo de dolor en mi corazón, quería aprovechar este espacio para compartir una historia inspiradora sobre la resistencia del ser humano y cómo el cuerpo puede adaptarse a cualquier cosa si nos disponemos a hacerlo. 

La historia empieza con la orden de monjes Shaolin que, mediante un entrenamiento de toda la vida en el que aprenden artes marciales, cómo controlar su respiración, meditación profunda y varias habilidades gimnásticas pueden lograr cosas que parecen imposibles; por ejemplo: reducir la velocidad de su corazón, cambiar su temperatura corporal o resistir grandes cantidades de dolor.

"No importa qué tipo de arma se utilice, si concentras tu ki tu cuerpo puede resistirlo" – explica Shi Dechao, uno de los maestros del templo Shaolin – "pero esto requiere una gran cantidad de entrenamiento; por ejemplo, para fortalecer la cabeza todos los días entrenamos durante dos horas golpeando nuestra cabeza contra un saco de arena".

Sin embargo, Zhao Fei, está a punto de intentar algo que hace que todas las proezas previas palidezcan en comparación: terminar Dragon Ball Z Kinect. "Para entrenar mi cuerpo hasta la cúspide absoluta de la resistencia humana he jugado dos horas diarias de Superman 64 durante los últimos 12 años." Con este entrenamiento riguroso Zhao cree que tiene una oportunidad de resistir el juego durante las cinco horas que tomaría jugarlo de principio a fin. Su maestro, así como varios otros monjes del monasterio han expresado su apoyo a Zhao, quien intentará esta hazaña a finales de este año. También le mando todo mi apoyo, de verdad que es una inspiración escuchar historias como esta. 
Post a Comment