Dec 24, 2012

Brecha Generacional


Sólo soy un psicoterapeuta, no soy una persona técnica, no sé cómo escribir manuales ni cómo documentar un sistema, pero sé que mi Playstation tenía algo que ningún otro y siento que debo guardarlo para la posteridad, aunque sea sólo con estas notas.

Todo empezó una semana que yo tenía mucho trabajo y no había tenido oportunidad de jugar. Un día llegué a mi casa y me encontré la televisión prendida en internet, con una página sobre las ventas navideñas de las consolas. El Wii tenía una ventaja inalcanzable y el Xbox 360 estaba en un cómodo segundo lugar. Supuse, erroneamente, que había dejado el Playstation 3 prendido. Me acerqué a presionar el botón de apagado pero la consola no apagaba. El cursor se movió a la barra de direcciones "¿no prefieres jugar algo? Tengo muchos juegos buenos, qué te parece jugar algo de Uncharted", me espanté y desconecté el cable de la luz.

Al día siguiente volví a conectar el PS3 e intenté descargar un antivirus, pero no encontré nada. Decidí mejor jugar un juego para ver si todavía funcionaba. Entre los juegos digitales que tenía me encontré con Gran Turismo 5, que yo no había comprado, y, además, que alguien había jugado durante más de 50 horas esta última semana usando mi consola. En la pantalla apareció un letrero "vamos a jugar". A pesar de lo extraño del mensaje pensé que no se veía malintencionado. Sentí una enorme curiosidad. Inicié el juego, me metí a la pantalla de seleccionar coches y me di cuenta de que alguien había comprado todos los carros deportivos de DLC. Sin saber mucho de carros seleccioné uno que se veía bonito, el segundo jugador seleccionó un Corvette que era DLC. "¿quién eres?" – escribí en el chat, intentando averiguar algo sobre este misterioso segundo jugador, pero la respuesta sólo fue: "Playstation".

Las próximas semanas jugamos varios juegos, él tenía muchísima precisión, pero no era muy bueno en los juegos de estrategia. A lo largo de las semanas comencé a descubrir lo que estaba sucediendo. Varias veces llegaba a casa y me encontraba con el navegador abierto en alguna página sobre ventas de consolas o sobre los grandes juegos de Playstation del año. Un día llegué y la pantalla estaba oscurecida en tonos de grises, por todo excepto un recuadro blanco: "Sony anuncia producción del Playstation 4", esto fue lo que me hizo darme cuenta.

Las siguientes semanas comencé a trabajar con el Playstation 3, platicamos sobre la muerte del PSP "antes se conectaba tanta gente y después salió el PS Vita y cada vez menos y menos personas jugaban" – me dijo – "Yo ya estoy a la mitad del camino ¿qué va a pasar conmigo?” “Vas a morir, igual que todos, pero tienes que darte cuenta de lo importante que eres, de todas las cosas buenas que has hecho; Little Big Planet, Metal Gear Solid".

Creo que nuestras charlas lo ayudaron a mejorar. Durante las próximas semanas cada vez veía menos y menos páginas abiertas a media noche, menos compras impulsivas de juegos de adolescentes o de autos (esto último tenía la doble ventaja de que no gastaba mi dinero). La última vez que lo vi fue un día en que el navegador se encontraba en la página de Wikipedia de Playstation 3 en la sección de recepción: "el Playstation ganó el premio de mejor consola en 2008, 2009 y 2011. También fue nombrada la quinceava mejor consola de todos los tiempos".

Al final creo que había aceptado las cosas y estaba listo para irse. Antes de conectar el Playstation 4 jugué un maratón de Uncharted. Durante la última semana terminé los tres juegos con todos los tesoros. Siento que así honré su memoria.  
Post a Comment